Oftalmologia-online
Oftalmologia-online

Humor Acuoso

El humor acuoso es un líquido transparente que baña a las estructuras internas de la cámara anterior y posterior del ojo (cara anterior del cristalino, iris, endotelio). Entre sus funciones se encuentran la de nutrir y oxigenar a la córnea y al cristalino, estructuras que carecen de aporte sanguíneo en la edad adulta.

Se produce en los procesos ciliares del cuerpo ciliar, ubicado en la cámara posterior, y circula a través de la pupila hacia la cámara anterior. Cada proceso ciliar está cubierto por una capa de epitelio pigmentado continua con el epitelio pigmentario de la retina y una capa epitelial no pigmentada continua con la neurorretina. Se considera que las células epiteliales no pigmentadas más internas y que protruyen hacia la cámara posterior, representan el sitio real de producción de humor acuoso.

La formación del humor acuoso y su secreción a la cámara posterior se llevan a cabo mediante: 

  • Secreción activa que tiene lugar en el epitelio ciliar de doble capa. Principal responsable de la producción del humor acuoso.
  • Ultrafiltración
  • Difusión simple

El humor acuoso drena fuera del ojo por tres vías diferentes:

  • La vía trabecular (convencional) se encarga aproximadamente del drenaje del 90% del humor acuoso. En esta vía el Humor acuoso atraviesa la malla trabecular y el canal de Schlemm antes de drenar al sistema venoso.
  • La vía uveoescleral (no convencional) se ocupa del drenaje del 10% del humor acuoso restante.
  • Una pequeña cantidad también drena a través del iris.

La tasa de producción normal del humor acuoso es de aproximadamente 2-2,5 microlitros/min, y su volumen total se recambia a una velocidad del 1 % por minuto, por lo que en 90 a 100 minutos se produce su recambio total.

Clínicamente el humor acuoso es importante porque el balance entre su producción y drenaje condicionan la presión intracoular (PIO), de tal forma que la misma es determinada por tres factores:

  • La velocidad de producción de humor acuoso por el cuerpo ciliar.
  • La resistencia al drenaje del humor acuoso a través del sistema malla trabecular-canal de Schlemm.
  • El nivel de la presión venosa epiescleral.

Generalmente el incremento de la PIO se debe a un aumento de la resistencia al drenaje del humor acuoso, y esta situación de aumento de presión en el globo ocular puede condicionar al desarrollo de una patología muy frecuente denominada glaucoma

La secreción del humor acuoso es independiente del nivel de PIO, por lo que este se seguira produciendo a una velocidad normal indistintamente de que la PIO esté aumentada.

La formación del humor acuoso varía circadianamente, disminuyendo durante el sueño y en situaciones que inhiben el metabolismo activo como la hipoxia y la hipotermia. 

Los oftalmólogos podemos medir la PIO con distinots aparatos, y el valor se representa  en milímtros de mercurio (mmHg). La distribución de la PIO en la población general tiene un rango de oscilación entre 11 y 21 mmHg y aunque no hay un punto absoluto de corte, 21 mmHg se considera el límite superior de la normalidad, y valores por encima de éste son sospechosos. Sin embargo, en algunos pacientes la lesión glaucomatosa ocurre con PIO inferiores a 21 mmHg (glaucoma con tensión normal) mientras que otros permanecen indemnes con PIO superiores a 30 mmHg (hipertensión intraocular). 

Una determinación única de la presión intraocular con cifras normales, especialmente si se realiza al final de la tarde, puede dar lugar a confusiones, por lo que puede ser necesario obtener varias determinaciones en diferentes momentos del día (fases). En la práctica clínica, el establecimiento de las fases durante la mañana puede ser suficiente porque el 80% de los pacientes tendrán máximos entre las 8 y las 12 horas.  

Varias clases de fármacos que suprimen la formación de humor acuoso entre ellos se encuentran: los inhibidores de la anhidrasa carbónica, antagonistas beta-adrenérgicos (betabloqueantes) y alfa2-agonistas.

Otro aspecto clínico que resulta importante es que en el humor acuoso, los oftalmólogos podemos observar células inflamatorias que flotan en él. A éste signo clínico se le conoce como TYNDALL es característico de una frecuente enfermedad ocular denominda Uveitis Anterior.  Esta enferedad puede cursar con dolor ocular, ojo rojo, alteración de la forma de la pupila y disminución de la agudeza visual.

Contactar y concertar una cita

Hospital San Rafael

C\ Serrano 199

28016, Madrid

Teléfono: 91 564 99 44

 

Correo electrónico:

alfredo.insausti@oftalmologia-online.es

 

Páginas Webs:

www.oftalmologia-online.es

http://www.hospitalsanrafael.es

 

Noticias

Nueva presencia en Internet
Conozca todo sobre nuestra clínica y lo más novedoso de la medicina, ahora también a través de Internet.

 

Ver todas las noticias